Blogia
WebLog de Fernando Fraga

Disculpas por el retraso...

Disculpas por el retraso...

Hace tiempo que le debo una contestación a Elías Fernández sobre el tema Evaluación con Moodle, con el que parece que conseguí una cierta polémica, siempre bien entendida. La investigación se apodera de mi y creo que incluso me está quitando esperanza de vida... (ayer me lo dijeron abiertamente).

Mi primer análisis sobre la cuestión era provocador, pero justificado en mi asombro por la forma en el que el profesorado se apropia de un software, que en principio, no está orientado hacia un trabajo específico en centros escolares. Reconozco haber usado el post de Elías como punto de arranque de mi crítica, llevaba tiempo buscando alguna referencia sobre esta cuestión, y ciertamente, después de su último comentario, conviene rectificar. Lo que pude leer hacía referencia a una pequeña parte de su trabajo, y por lo que se puede ver en sus comentarios, no solo se queda en pasar un simple cuestionario.

Ahora bien, y sin hacen referencias directas, en cierto modo la visión que estamos discutiendo sobre el uso que se hace de la tecnología en las aulas es bastante más común de lo que podemos pensar.
- ¿Qué razones hay detrás de estos usos?
- ¿Hasta que punto estas visiones atraviesan a todo el sistema educativo?
- ¿Qué lleva al profesorado a adaptar de estas formas los recursos tecnológicos?
- ¿Alguien se lo ha sugerido o son ellos mismos, de forma independiente, los que desarrollan estas prácticas?
- ¿Qué papel juega la administración y la formación permanente del profesorado en todo esto?
- ¿Responde a una representación social compartida?
- Pero... ¿por qué tiene tanta fuerza esta visión de los procesos de enseñanza?

Y haciendo una autocrítica (porque el que esté libre de pecado que tire la primera piedra...): también recuerdo mis primeros años en la escuela primaria, recién salidito del horno, haciendo exámenes finales de pura memorización, exigiendo lo imposible y machacando al personal con unos niveles de exigencia que quitaban el hipo. Eso sí, también recuerdo que "encajaba" perfectamente en el perfil del "profesor" y que estaba entrando de lleno en un guión no escrito del que me estaba apropiando de forma progresiva.

Relativizar todo eso está siendo difícil, es adentrarse en lo desconocido, en la historia no escrita. En la inseguridad de saber que lo que estás haciendo está siendo constantemente criticado por compañeros, alumnos, padres,... pero también es pensar que es posible una escuela diferente, aunque tus apoyos sólo estén por ahora en los libros y la investigación.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres