Blogia
WebLog de Fernando Fraga

A vueltas con la investigación (1)

Resulta sorprendente tomar conciencia de la situación en la que se encuentra la investigación sobre el profesorado en comparación a otros ámbitos de conocimiento. Y es que últimamente surgen en mi mente conexiones constantes con otras áreas de investigación que presentan fuertes puntos en común, principalmente la etnomusicología.

Ellos lo tienen muy claro desde hace mucho tiempo:
- Folklore: conocimiento del pueblo.

- Objeto de estudio: música étnica, folklórica o tradicional.

- Método de investigación: la entrevista.

"Decir que una cultura tiene tradición oral significa simplemente que su música (al igual que sus cuentos, proverbios, acertijos, métodos artesanales y artísiticos y en realidad todo su folklore) se transmite de viva voz. Las canciones se aprenden de oído; la construcción de los instrumentos y su interpretación se aprenden por observación. En una cultura musical literaria, la música por lo general se escribe, por lo que cabe la posibilidadd de que un compositor conciba una pieza que nunca llegue a interpretarse en vida del autor (...) En cambio, en una cultura folklórica o ágrafa, o incluso en una cultura evolucionada pero que carezca de notación musical, es indispensable que una generación cante, recuerde y transmita a la generación siguiente una canción. De no ser así, la canción muere y desaparece para siempre. Por esta razón, una pieza foklórica debe, de algún modo, ser representativa del gusto musical y del juicio estético de todos los que la conocen y utilizan, en vez de ser únicamente el producto de una persona, de un creador quizás aislado" (Nettl, 1973)

Los paralelismos que se pueden establecer desde este texto con la investigación sobre el profesorado son numerosos. Pero pensemos que se trata de una forma de acercamiento a ese "conocimiento" con casi dos siglos de tradición.

En estos momentos, el respeto hacia las personas poseedoras de este conocimiento, por la importancia que tiene, se refleja en la pérdida del anonimato. Incluso se podría considerar poco ético no reflejar los datos de identificación del entrevistado, justo al revés que en la investigación sobre el profesorado, donde lo extraño sería ver una entrevista con nombre y apellidos. ¿Reflejo quizás del poco respeto social que tenemos hacia el conocimiento de los profesores y su situación?

Veamos un ejemplo fantástico, tremendamente respetuoso y nunca anónimo, sobre la Nómina de Informantes de Dorothe Schubarth, Catedrática de Armonía en la Academia de Música de Lucerna, Suiza, en su Cancioneiro Popular Galego (1984):

"Elena, 72 anos. Labrega. Soutelo. San Xorxe, Ribeira de Piquín (L).
G: Agosto 1980.
A: Meira VII, 1, 177 e X,1,415 e XI,1,315.
Outras cántigas: 168, 171a1.
L: 115, 192i, 199b, 267b, 307d, 340, 244, 497, 521.
É a fonte de información máis importante desta zona non só polo grande repertorio senón polas informacións que nos deu. As súas fontes de tradición son principalmente dúas:
1) Os cegos (sobre todo do "Coxo do Courel") e as bandas. Nas feiras aprendía historias e bailes. Chegando á casa había un concurso entre os veciños a ver quén máis pezas aprendera.
2) O pai dela, que era gaiteiro. Del aprendeu as coplas de tradición oral e asturianas. Un irmá dela compuxo un suceso local. Fala del con moito orgullo. "Meu irmau leu moito. Tiña o Don Quijote e libros dos Santos...Era de ezquerda. Sabía máis có alcalde".
Elena sabe distinguir e valora-la cántigas que coñece"
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres